Pαgina Principal
contacto | mapa del site
GUERRA ESPIRITUAL LA ORACIΣN|LA INTERCESIÓN
 
Bases Bíblicas de la Guerra Espiritual
 Introducción
 ¿En qué  consiste la Guerra Espiritual?
 ¿Quiénes intervienen en la Guerra Espiritual?
 ¿Cómo hacer Guerra Espiritual?
III. La Guerra Espiritual

 

A. ¿En qué consiste?

1. Consiste en:

• El conflicto entre el Reino de la Luz y el reino de las tinieblas, el primero por la redención y restauración del ser humano y la creación; el segundo por evitar la reconcialiación del hombre con su creador y arrastrar a las almas al mismo destino de perdición y muerte eterna.


• La batalla por el objetivo máximo: el hombre y la mujer, sus almas.


• El dilema es: ¿Quién controla la vida humana?

 

2. El conflicto:

• Someter al hombre y a la mujer a las tinieblas o trasladarlos a la Luz (2 Co. 4:4; Col. 1:13)


• Arrancar al creyente de su estado de bendición (Job 1:10-11; 1 P. 3:9)

3. Niveles de esa guerra espiritual:

Hay tres niveles:


• Humano: echar fuera demonios de un individuo


• Ocultismo: lucha contra los poderes de la hechicería, idolatría,etc.


• Guerra estratégica: lucha contra principados, potestades, espíritus territoriales, etc.

 

Inicio de Página

B. ¿Quiénes intervienen en la guerra espiritual?

1. De parte de las tinieblas:

• Principados, potestades, gobernadores de las tinieblas, huestes espirituales de maldad (Ef. 6:12)


• Tronos, dominios (Col. 1:16)


• Autoridades, poderes, señoríos, nombres (Ef. 1:21). Debemos prestarle mucha atención a nombres de procedencia dudosa.


2. De parte del Reino de a Luz:

• Dios: Su reino domina sobre todo (Sal. 103:19)


• Jesucristo: Hizo Su parte—¡Venció! (Col. 2:14-15; Ef. 1:20-22)


• Los ángeles: Pelean activamente la batalla, obedeciendo a la Palabra y al precepto y la voluntad de Dios (Sal. 103:20-21; Dn. 10:12-13, 20)


• La Iglesia: Proclamando con autoridad la Palabra, el precepto y la voluntad de Dios (Sal. 103:20; Ef. 3:10, Ap. 12:7-11)

 

Inicio de Página

 

C. ¿Cómo hacer guerra espiritual?

1. Destruyendo las obras de satanas

• Hay que arrancar, derribar, arruinar y destruir lo que el enemigo ha sembrado (Gá. 6:7; Jer. 1:10)

• Decretar el juicio de Dios sobre las obras de las tinieblas.

(Sal. 148:5-9; Ef. 5:11; Col. 2:15)

• Confundir los planes y artimañas del enemigo

(2 Co. 10:4; He. 11:32-34, Dn. 4:17)


2. Edificando el Reino de Dios en la tierra

• Hay que reparar las brechas de la historia (de una familia, iglesia o nación) (Is. 58:12)
La historia tiene brechas (portillos, aperturas, agujeros) que reparar:
• Pecado de quienes forjaron y forjan la historia
• Maldiciones que atan la historia
• Ciclos de destrucción
• Prácticas ocultas
• Traumas que traen opresión

• Enviar la Palabra de bendición sobre nuestra vida, familia, iglesia o nación (1 P. 3:9; Gn. 12:2-3; He. 11:20-22)

3. Hay que atar al hombre fuerte (Lc. 11:21-22)

Ese hombre fuerte puede ser un espíritu maligno que oprime a una población, familia y hasta a una congregación. Ejemplos: narcotráfico, depresión, alcoholismo, hechicería, adulterio, etc.

 

4. Alabando y adorando a Dios

Proclamar la alabanza como arma de guerra

(Is. 30:32; 2 Cr. 20:14-15, 22)

 

Inicio de Página

 
Para imprimir el documento, descargue la versión Word haciendo click en el ícono » 
DESCARGAR DOCUMENTO
 

Estamos levantando cien mil intercesores, llenos del Espíritu Santo y decididos a perseverar hasta conquistar Venezuela

ÚNETE AQUI!